La ciudad más tradicional para alojarse en la Costa Atlántica

En Argentina es tradición veranear en Mar del Plata. La ciudad más grande de la Costa Atlántica está a más de 400 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. Mar del Plata ha sido para los argentinos durante décadas el destino ideal para viajar con la familia o amigos. Enero y febrero son los meses en donde la ocupación de hoteles y alojamientos particulares es casi completa.

Mar del Plata, también conocida como « La Feliz »

A finales del siglo XIX era el destino elegido por la aristocracia del Río de la Plata. Su arquitectura muestra reminiscencias de los famosos balnearios europeos. Alejandro Bustillo, el arquitecto del Casino de Mar del Plata y sus ramblas supo reproducir la arquitectura neoclásica francesa en los años treinta. A partir de entonces, la clase trabajadora también elegiría a « La Feliz » como su destino predilecto.

Esto creó una demanda de alojamiento mayor, por ello, el sector inmobiliario no paró de crecer. Muchas personas invirtieron sus ahorros en comprar viviendas para alquilar durante el verano, algunos marplatenses ofrecen sus casas y apartamentos por la temporada vacacional de forma online, y así aprovechan para conocer otros destinos turísticos en Argentina.

Las opciones para hospedarse son muy variadas: departamentos con vista al mar, chalets, casas, hostales, habitaciones y por supuesto, hoteles. Los sitios web de alojamiento online ofrecen todo tipo de alquileres, desde los más exclusivos, hasta los más accesibles (ideales para familias grandes y estudiantes).

Los portales inmobiliarios y las aplicaciones dedicadas a ofrecer alquileres son las opciones ideales para personas que quieran negociar con un dueño directo. Otras personas más tradicionales prefieren hacerlo mediante las inmobiliarias tradicionales de la ciudad, bien sea porque tienen muchos años eligiendo el mismo departamento o porque aún no han probado los beneficios de las plataformas de alojamiento online como Airbnb.